“Hay Coloridos y Otros No Tanto” – Entrevista a Flaüta

Normalmente, aquí en el primer párrafo habría un par de comentarios pseudointeligentes (o algo por el estilo) que, vaya uno a saber cómo, engancharían con el segundo párrafo, en el que ahora sí comenzaría la introducción a lo que se leerá. Pero no, mejor no hablar de ciertas cosas. Lo mejor que uno puede hacer es embeber el video de “Los Sweaters De Mi Pieza”: canción redonda y adictiva si las hay, que da título a esta nota, y con letra y música de nuestro protagonista.

Flaüta es un joven y talentoso músico de Puerto Madryn, Chubut. Nació en 2002, y a la corta edad de 12 años ya estaba haciendo ruido en la zona. Luego de algún tiempo como integrante de grupos de hardcore y punk, Flaüta inició su camino de artista solista, y a fines de 2018 publicó Siberianö – un genial EP de seis canciones que pide a gritos una nueva escucha tras la anterior. Completan la discografía de Flaüta un split (titulado Homogéneo) junto al artista rionegrino Fotograma Lunar, y el adorable simple “Pies de Nieve”, publicado en las plataformas virtuales hace siete meses.

En la música de Flaüta conviven los momentos más exquisitos de los Pixies, Melanie Martinez, y los Blink-182 de Buddha/Cheshire Cat. También hay algo de los Cure de mediados de los ‘80: “Hamacas”, que integra Siberianö, tiene un no sé qué que remite a The Top, y la juguetona melodía principal es prima de la de “The Perfect Girl” (de Kiss Me Kiss Me Kiss Me). Y, por supuesto, un claro referente es Boom Boom Kid, a quienes el muchacho tuvo el gusto de telonear en octubre. (Fue su mamá Perla quien le transmitió y con quien comparte su pasión por BBK y Fun People.)

Al momento de esta publicación, Flaüta se encuentra dándole los toques finales a su primer álbum debut, producido por el reconocido músico y compositor local Gustavo Gelpi. Pocas son las semanas que restan para el lanzamiento del disco, y Fläuta ya planea junto a su banda (Los Hologramas: Gustavo, Francisco Onetti, Lucas Grimaldi y Enrique Canale) la presentación de las nuevas canciones, con conciertos en Puerto Madryn y otras ciudades de la zona, pero quizás también en Buenos Aires (donde ya tocó, el pasado sábado 13 de julio en el Centro Cultural ‘Metamorfósis Suburbana’ de Monte Grande, junto a Camile, Rachu Resiliencia, Aliens Supersónicos, y Nadie Nos Calla). El show más reciente del grupo tuvo lugar la fresca tarde del domingo 1 de diciembre, a pocos metros del mar frente al Teatro del Muelle de Madryn, como parte de un homenaje al querido guitarrista del sur Daniel Rodrigues.

Lo que sigue es la transcripción de una entrevista mantenida con Flaüta en la intimidad de su hogar a fines de noviembre. El artista se confiesa y habla de sus influencias, de su proceso creativo, de la versión inédita de “Pies de Nieve”, de su nueva producción, de la edición alemana de Siberianö, del futuro, de lo que significa la música para él, y del poncho que le regaló Nekro a su mamá.

IMG-20191127-WA0004
Fotografía por y cortesía de Perla Portales. Fotografía de portada por y cortesía de Alexis Garay.

 

Nombre, apodo, y a qué edad empezaste a hacer música.

Me llamo Fausto Portales, y nada: el sobrenombre tiene un origen raro. En el barrio tuvimos un kiosco, y siempre venía un pibito y me decía ‘¡eh, Flauto!’. Pero el posta posta que todo el mundo me empezó a decir ‘Flauta’ fue por una vuelta en el patinódromo. Con unos amigos, hace un montonazo de años, estábamos patinando y conocimos a una piba y pegamos la mejor onda todos. Al otro día caímos, y la piba no se acordaba de nuestros nombres; se acordaba de que mi nombre era con ‘f’, pero no sabía cómo era. Y bueno: tiró ‘Flauta’, y quedó para siempre. Como que ahí se terminó de pulir. La diéresis es por una cuestión de que me gusta cómo se ve, la estética; es como una carita. Y también, para que vos pongas en YouTube “Flaüta”, y no te salga un chabón tocando el Titanic con la flauta. 😊 Calculo que hago música desde hace más de la mitad de mi vida. Fui al conservatorio que queda acá nomás, en la Escuela Nº736, y me re-aburrí – fue un bajón. Fui a un par de clases, y dije ‘¡es horrible la música!’. Tenía que elegir: era guitarra o piano, y después flauta, y no me acuerdo si coro; una cosa así era. Y me pareció un bajón. Y bueno, en casa siempre hubo música: mi vieja cantó un montón de tiempo acá en Madryn. Cantó en Caskarudos [grupo de ska de Puerto Madryn], fue corista de Andrea Pautasso y La Blues Band [grupo madrynense de blues]… Mi abuelo toda la vida fue músico; más que nada batero, pero al ser viejo se dedicó a tocar la guitarra y a cantar. En Buenos Aires era sesionista, y laburó con ‘Palito’ Ortega y más músicos tangueros que él conoce y yo no recuerdo los nombres. 😊 Mi vieja me mostró casi todas las bandas que dieron pie a que yo conozca más cosas; Fun People, Nirvana, cosas así.

¿Con qué instrumento empezaste a tocar?

Con la guitarra. Empecé a tocar la guitarra: una criolla, Antigua Casa Núñez, que ahora está en muy mal estado, pero que usó siempre que vengo acá a lo de mi vieja. 😊

¿Con ésa has grabado algunas de las canciones?

No. Pasa que suena muy mal; habría que llevarla a un luthier y ponerla en condiciones. Pero lo que sí grabo con esa son ideas de canciones, eso sí.

¿Qué artistas o discos creciste escuchando? ¿Cuáles son tus influencias?

Primero que nada, aunque no escuche tanto, yo tengo mucho amor por Nirvana. A un montón de gente le pasa: Nirvana es una de las bandas estándar. Después, Fun People y Loquero; son bandas que a mí me influenciaron una bocha. Igual, como que todo el tiempo voy cambiando; capaz que conozco algo nuevo, y digo ‘¡fa!’. Como que eso influye quizás en un momento, pero las que están siempre son ésas que te nombre.

De las primeras canciones que fuiste haciendo de chico cuando empezaste a hacer música, ¿algunas ya las has publicado, o en general quedaron en el olvido?

Yo tenía otro proyecto que se llamaba Ügly Böyz, con Manu de Trelew; éramos guitarra y batería, nomás. Y de esos temas tenemos un montón. Yo hacía la mayoría, y él hacía los que eran más hardcore. En el split que tengo con Fotograma Lunar, a “A Veces Te Encuentro En Canciones” la hicimos entre los dos. Pero quedó ahí, y yo la quería publicar; así que la agarré, la grabé, y quedó. Le agregué un par de cositas. Ese tema “Hamacas”, de Siberianö, lo hacíamos, pero en versión punk-rock; está grabado también por la banda. Pero quería hacer una versión 2018 distinta, y pintó. Y bueno: en vivo, cuando tocamos, la hacemos así – punk-rock.

Cuando componés, ¿componés solo? ¿Componés con alguien?

Compongo solo. En Ügly Böyz, un par de temas los hicimos juntos. Éste que te digo, “A Veces Te Encuentro En Canciones”: la música la hizo Manu, la letra la hice yo, y terminamos de pulirla entre los dos. Ahora, en este disco, yo llevé los temas, y les terminamos de armar la estructura ahí en el estudio. Pero eso no sé si sería componer en conjunto; en parte sí, pero… ‘Pulir’, más que nada, sería eso.

¿En qué cosas te inspirás cuando escribís?

En momentos. Siempre pienso en describir un momento, y que quede lindo para una canción. Que no se note que estoy hablando de un solo momento, sino una historia. Yo estuve en un momento de bloqueo mental y creativo un montón de tiempo, y está re-choto: hacía un par de canciones, y las tiraba al tacho – no me gustaba ninguna. Pero también me concentro en que… En realidad, esto va en todo – no sólo en la composición, sino también en el vivo: a mí me gusta hacer lo que a mí gustaría ver, lo que me gustaría escuchar. Entonces quiero hacer un tema copado: no quiero hacer el típico tema de punk-rock de la misma progresión de acordes que usan todos, y con una letra que no me llega nada; aunque me gusta mucho el punk-rock. Me re-esfuerzo y me quemo la cabeza un montonazo con eso. Quizás da sus frutos. 😊

¿Y qué surge antes: la música o la letra?

Eso depende. Me pasa mucho que digo ‘¡suena re-piola!’, pero es igual a todos los otros temas que hago. Y eso es un bajón. Pero bueno: si el tema queda lindo… Si se me ocurre una base, canto arriba. Y si queda, queda; y si no queda, busco otra base. Y si tengo una melodía, trato de buscar la música, pero eso me cuesta más.

Te lo deben haber dicho todo el tiempo, pero vos escuchás “Los Sweaters De Mi Pieza” y decís ‘¡éste es el hit del chabón!’. Es muy redonda esa canción. Como que no le falta ni le sobra nada.

Es muy pop. 😊

¿Cómo fue la composición y grabación de Siberianö? ¿Qué es lo que más disfrutaste de esa etapa?

Siberianö lo grabé en Trelew, con Diego Hirigoyen. Nosotros nos conocimos con Diego con bandas que teníamos antes, que eran re-hardcore/punk: yo en Fractura Expuesta, y él en Escuadrón Suicida. Pegamos la re-onda, y él me dice un día ‘che, estuve escuchando ahí en tu Bandcamp que tenés canciones’. Y era ‘¿cómo carajo escuchó que tengo canciones si no lo sabe nadie?’ 😊. Y bueno: le gustaron, y me dijo ‘vení a grabar a casa un día’. La onda era un disco acústico. Y ninguno de los dos tenía idea de hacer este estilo, que no sé cómo se llama, pero yo le digo ‘alternativo’. Era mucho hardcore/punk en ese momento. Y a los dos, sin saber, nos quedó algo que dijimos ‘¡está copado!’; como que experimentamos, y quedó algo re-distinto a lo que hacíamos siempre. No lo iba a grabar con bata, y el chabón es batero. Me dice ‘che, a esto le hace falta una bata’. Y bueno: salió, y quedó re-piola. 😊

¿Lo grabaste todo en Trelew?

Sí. Se me complicó una bocha, porque en la terminal pusieron eso de que no pueden viajar solos los menores. Y hubo un tiempo que estuve yendo a grabar un montón de veces, y un día me dijeron ‘no podés viajar porque sos menor y no tenés tal cosa firmada por tu mamá y el Juez de Paz’. Mi vieja en ese tiempo estaba cursando allá en Trelew, y yo aprovechaba cuando iba ella a veces. Ahí se retrasó un montón el disco. Pero nada: cuando iba, mandaba lo que más podía.

¿Las canciones las fuiste componiendo en ese momento, o ya las tenías guardadas?

Tenía un par ya hechas, como “Hamacas”. La de los sweaters, más o menos. Un día le decía ‘che, mirá, hice este tema’, y al final terminábamos sacando un par de temas… Me hiciste acordar: hay uno que vamos a grabar ahora, que no estuvo en Siberianö. Grabamos muy poco: sólo la maqueta la primera vez que fui, y murió ahí. Y ahora lo voy a grabar piola, porque ya lo tengo más claro al tema ese. Y hay un par de temas que los escribí y se los mandé; “Las Paredes”, “Coincidir” … Terminamos de pulirlos ahí, también.

¿Tenés alguna favorita entre tus canciones?

Sí. “V i a j e a s t r a l” es la que más me gusta. Yo tenía una idea muy distinta de cómo está quedando el tema ahora, que la verdad que me encantó. Eso es lo bueno de trabajar con un productor. Tiene muchas cosas re-trapperas ese tema: beats programados por Gustavo que quedaron re-copados. Igual, ese tema es como en Siberianö, pero versión con banda. De los que tenemos, es el tema con más pistas, creo. Cada vez que lo ponemos, la computadora se tilda. 😊 Tiene muchas cosas. Tiene un beat programado, las violas, las voces en una parte del tema; en otra parte, con batería posta. Y cuando termina, termina con un beat re-trappero. Me re-gusta. Ese tema siempre lo quise grabar así eléctrico, pero ya andábamos re-ajustados de tiempo con Siberianö; lo queríamos largar ya, y arrancar con un tema más – nos íbamos a matar con Diego. 😊

¿Te acordás cuándo y dónde la compusiste, o en qué circunstancias?

Sí. Yo tenía un cuaderno de inglés viejo, que estaba la mitad con toda la tarea que hacía, y la otra mitad sin nada. Entonces, escribía las canciones ahí. Escribí, me gustó cómo quedó, y le agregué la música. Fue en mi pieza, como con casi todas las canciones. En ese tiempo no usaba tanto el teléfono: sólo escribía en cuadernos. Y nada: quedó, se la mostré a Manu, y le re-gustó. Pero nunca nos salía hacerlo. Lo tenía yo hecho con la guitarra, pero con banda no nos salía. Así que quedó ahí. Y es un tema que me gusta porque tiene onda. 😊 Yo lo re-escucharía si no fuera yo. 😊 A mí me gustaría que el tema quede…

¿…como un legado?

Sí. Quedó muy piola. Me gusta también ese tema “Pies de Nieve”; lo siento bastante íntimo. “Coincidir” también, porque me gusta que por ese tema la gente se ponga en mi lugar. Un montón de gente me dice ‘che, me re-gusta ese tema, es re-triste, y te re-entiendo’. Eso me gusta. Y aparte, me re-gusta tocar ese tema. Antes no me gustaba porque no me daba tanto la voz, y ahora estoy más canchero. 😊

En “Pies de Nieve”, ¿grabaste y después aceleraste la grabación para que se escuche más agudo? ¿O le pusiste un transporte a la guitarra?

Ese tema es muy loco. Era un choclo la letra. Y no me salía. Me frustré un montón de meses, me enojaba. Y tampoco le encontraba la posición con el capo en la viola, y eso me jodía, entonces lo dejé. Y un día lo retomé, puse el capo ahí donde pintó, puse el celu con la letra mientras grababa, y salió a la primera. Lo dejé así tal cual. Después, le metí efectos para que quede como si fuera un cassette, que es lo que a mí me encanta.

Me da la impresión de que las letras de “Pies de Nieve” y de “A Veces Te Encuentro En Canciones” tratan sobre gente cercana. ¿Cómo te resulta el proceso de composición cuando es sobre temas o situaciones personales?

Como te digo, son momentos. “A Veces Te Encuentro En Canciones” es una historia… Yo me acuerdo que la escribí volviendo a Madryn de Trelew en el colectivo, y por eso dice… ¿Cómo era? No me la acuerdo.

Algo de la ruta.

Ah: “después de la ruta hoy no te quiero ver”. 😊 Es como dos situaciones distintas: de verse con alguien, y después decir ‘no, no te quiero ver’. Tenía que ver con acordarse de alguien con una canción. En ese tiempo me pasaba con un tema de Sonic Youth, que se llama “Incinerate”. Y como que lo compuse en base a eso. Y “Pies de Nieve” me gusta mucho, porque habla también de eso: de una situación. Pero no una situación monótona, sino una situación de varios días. “Pies de Nieve” la compuse pensando en mi ex, que está todo piola. Por eso me gusta también: es una canción de amor que es linda.

¿Ella es la que hace los coros?

No. Todo el mundo me pregunta eso. ‘¡Qué lindo que canta Agus!’. 😊 No: soy yo haciendo falsete. 😊 Le agregué esos coritos. En realidad, le agregué un montón de coritos durante todo el tema. Pero soy re-capo, y subí la versión que no tenía todos los coritos; quedaron sólo los dos del final. 😊 Y la versión con coritos entera quedó en mi compu.

Va a ser bonus track cuando salga el Grandes Éxitos.

El remasterizado. 😊 Y bueno: ese tema me gusta porque, en parte, es una forma de regalo a una persona que querés mucho. Quizás es muy personal para mí.

¿Es doloroso cuando escribís ese tipo de canciones?

No, no. Yo la escribí de forma piola. No lo puse en plan ‘dolor’, sino que fue algo que me pareció re-lindo. Y más si es alguien que quiero mucho. Ese tema se basa en eso: pasarla bien con una persona, y en forma de regalo – como diciendo ‘te quiero’.

73078926_10217762795975947_5720902738989023232_n
Flaüta cantando junto a Boom Boom Kid el sábado 19 de octubre en Kahlo Bar, Puerto Madryn. Fotografía por y cortesía de Alexis Garay.

¿Cómo fue tocar con Boom Boom Kid esta primavera?

Fue muy loco eso; no me lo imaginé nunca. Boom Boom Kid es en cierta forma la cara del under, de la autogestión – no sólo en la Argentina, sino en un montón de lugares. Yo los había visto en 2016 en Niceto [Niceto Club, sala de conciertos en C.A.B.A.], y fue zarpado; el 13 de enero, para el cumpleaños de Nekro. Ahora, mi vieja habló con él un toque, y como que le tocó el corazón. 😊 Le dijo ‘somos re-fanáticos’, y como que le llegó. Nos abrazó, se puso re-contento, y para mí fue genial; hasta le dije que tengo tatuado acá en la pierna un logo de Fun People. El show estuvo muy zarpado, y me gustó también que se hayan quedado a verme. El sonidista es una masa; re-copado el chabón. Yo la pasé re-bien. Nekro caminó por todo el público. Hizo de todo; a mi vieja le regaló un poncho. 😊 Fue muy loco: se lo sacó y se lo dio. La pasé mejor que en Buenos Aires. Fue un show como muy íntimo. El chabón una masa; me firmó ahí un disco, y un disco para un amigo. Se sacó fotos.

Los que te hemos visto tocar en vivo creemos que te sentís muy cómodo y confiado en el escenario. ¿Te sentís muy cómodo y confiado en el escenario?

Trato de no mirar a la gente. 😊 Como te digo, siempre trato de hacer lo que me gustaría ver; si voy a dar un show choto, para eso ni toco. Está todo piola, cada uno es como es en el escenario, pero a mí no me gusta ver una banda aburrida tocando sin ganas. A mí me gusta tirar la guitarra a la mierda, tirarme al piso, pelotudear con los pedales, decir boludeces, y cosas así. 😊 Me gusta dar lo que a mí me gustaría ver. Quizás a la gente no le gusta eso, pero no me importa; a mí me gusta eso. 😊

Has tocado en teatros, bares, al aire libre, en escuelas… ¿Qué crees que aporta cada tipo de lugar a los conciertos? ¿Te gusta más tocar en algún tipo de lugar en particular?

Obvio que tocar en un teatro es re-lindo, porque a mí me encanta también ‘tunearme’: bocha de brillo, luces y eso. Pero, por otro lado, también me gustan las fechas como la del Centro Cultural ‘Juana Azurduy’ [casa cultural en Puerto Madryn], que la gente se cantaba los temas. Hay cierto contacto ahí con el público, que está re-piola, en un lugar todo chiquitito, con la banda tocando y la gente re-apretada. Toda gente amiga; y si no es amiga, les gusta la banda, les está gustando lo que están viendo. Hay más energía ahí, creo yo. Es lo que más disfruto. Después, sí, me gusta también todo el show de luces, y tener un lindo sonido está re-bueno. Me gustan en los lugares así porque me tiro para todos lados. 😊 Son como dos cosas distintas que disfruto.

70846310_510439512874276_3720190436535952002_n
Flaüta y Los Hologramas tocando el domingo 20 de octubre en la Casa Cultural ‘Juana Azurduy’, Puerto Madryn. De izquierda a derecha: Francisco Onetti, Enrique Canale y Lucas Grimaldi. Fotografía por y cortesía de Camila Bustos.

Estás grabando con Gustavo Gelpi. ¿Cómo es que se dio el contacto?

Fue muy loco eso. Me respondió una historia diciendo que me iba a regalar camisas y cosas así que tenía, y hablando de Fun People y cosas así. Y un día me dijo ‘si querés venir a grabar al estudio que tengo, ¡grabamos!’. Igualmente, ya habíamos tocado una vuelta, en un recital de una banda de la que nadie está orgulloso. Él tocó la bata para esa banda, nosotros tocamos, y pegamos onda. Después, en otros recitales, el chabón la mejor siempre. Y un día me escuchó, me compartió en su Instagram, y empezamos a hablar por ahí; y ahí fue que me dijo ‘tengo un par de camisas para regalarte, están piolas y a mí ya no me quedan’. 😊 Y a mí me cabía que al chabón le guste la música que a mí me gusta, y que también le guste música que yo no conozco; un montón de música. Eso me re-cabe de la gente: que no se encierre sólo en algo. Y después me enteré de que el chabón hacía música que estaba re-piola. Me regaló el disco Irnos, que es su segundo disco, y me re-cabió. Y ahora cuando salió el nuevo, me hizo escucharlo antes de que salga, y me dijo que era la segunda persona en escucharlo. 😊 Y dije ‘¡buena! estoy grabando con un chabón que la tiene atada’. Llevé un par de temas que tenía guardados, organizamos todo, y le metimos: empezamos en febrero, y quizás terminamos en dos semanas más, especulo. 😊 Estuvo muy piola; aprendí un montón de cosas. Todo el proceso del disco fue como un aprendizaje.

¿Qué crees que suma Gustavo a tus canciones?

Bocha de cosas. Si fuera por mí, las canciones serían lo mismo, pero mucho más cuadradas, más básicas. Él tiene mucha data en cuanto a arreglos. Hace el laburo de un productor: las voces, técnicas para grabar… Bocha de referencias en las que quizás ambos coincidimos. Hay mucho de Babasónicos ahí. Siempre decimos ‘este tema de Babasónicos tiene una viola que así estaría piola que suene’, o ‘vamos a ver el sonido que usan para la voz’. Hay mucha data de todo. Está re-piola eso. Cada tanto me dice ‘¡tomá!’, y me tira tres discos, y me los llevo y los escucho. Me gusta mucho que tiremos referencias: ‘este bajo Elvis Costello’, o ‘esta viola Blink-182’, o ‘esta armonía Bandalos Chinos’. Está bueno; como que aprendés una bocha. Aparte de eso, yo lo considero un amigo al chabón. Vamos a grabar, y nos tomamos un tiempo para cenar o algo. Y hablamos de un montón de cosas que van más allá de quemarnos tanto la cabeza en grabar guitarras, bajos, voces… Yo siento que en algún punto el chabón debe sentir que pasó por lo mismo. Por eso creo yo que me ayuda tanto en todo; quizás cuando él tenía mi edad no había un ‘Gustavo Gelpi’ que le tire ahí un centro en todo. Por eso también lo re-valoro. Estamos los dos re-entusiasmados con largar el material que estamos grabando.

Entre las nuevas canciones que están haciendo, ¿tenés algunas que son tus favoritas?

Sí. Hay una que le decimos ‘el hit’, que lo tocamos en vivo, y todo el mundo me dice ‘chabón, ¡está re-zarpado ese tema!’. Y con Gustavo estamos ‘¡éste es el hit!’. ‘Tiene que ser el hit este tema. Si no la pegás con esto, no la pegás nunca más en tu vida’. 😊 Ese tema sí me gusta mucho; más que nada lo musical. La letra es muy personal; no lo voy a decir, porque me gusta también que la gente interprete. Pero bueno: estoy hablando del tema de los fantasmas. Creo que se va a llamar así. Y pensamos sacarlo con video y todo. Pero pasa que es como Siberianö: todos los temas son distintos. Nos reíamos también porque hay un tema que es re-folk, que le decíamos “Nickelback”, o “Zakk Wylde”. 😊

¿Ya tenés pensado cómo se va a llamar el disco?

El título del disco es como un concepto que se centra en tres temas: uno sería “V i a j e a s t r a l”, el otro es el de los fantasmas, y el otro no me acuerdo cuál era, pero tenía que ver. Y yo siento que el disco se va a llamar así porque creo que ese nombre define el sonido de esos tres temas. No sé si va a ser así, pero vamos a probar. Lo que sí, no sé cómo va a ser la tapa. Quería ver si hacía algún collage; nunca hice, pero creo que puedo. 😊 Y bueno: esos tres temas, cada uno tiene sus cosas. Tendría que escucharlo al disco; todavía no lo escuché entero.

Después, también tenés que ver en qué orden ponés las canciones, ¿no?

Tenía ahí un boceto. Ya sé qué tema va a abrir, y qué tema va a terminar. Ya está pidiendo a gritos salir, como un feto de nueve meses. 😊

¿Qué es la música para vos?

La música para mí es lo mejor que hay en la vida. 😊 Para mí, no podés vivir sin música. Yo me acuerdo siempre de un compañero que me decía que no le gustaba la música, pero el chabón amaba la música de cancha. Pero él no lo sabía eso; vos te dabas cuenta porque estaba todo el día cantando canciones del Madryn [club de fútbol de la ciudad portuaria]. 😊 Y yo me pongo a pensar en eso: capaz que no te das cuenta, pero vos amás la música. Yo todo el tiempo relaciono todo con canciones, con música, con artistas… No puedo no pensar en la música en algún momento. Y si un día me pinta dejar de tocar, de todas maneras, voy a seguir disfrutando un montón la música. Quizás estás enojado, y decís ‘me está pasando lo que canta esta canción’; y en cierta forma te sentís acompañado. Es eso: es un ente. 😊

¿Qué es lo más lindo que te ha pasado como músico?

Me editaron Siberianö en cassette en Alemania. Eso es algo re-loco. Primero: este disco no iba a salir nunca si no me lo ofrecía el chabón este – ‘vení a grabar, Flaüta’. Y segundo: hacés algo así sin pensarlo, y de la nada hay gente en Alemania que está comprando ese disco. Se lo pidieron de Rusia, porque el chabón que los hace encima envía para todos lados; seguro compraron de otros lugares de Europa. La otra vuelta me escribió un chabón por WhatsApp, y me dijo cuánto le había gustado el show que di en Buenos Aires. Fue muy loco: le pidió el número a un amigo mío, y el chabón se tomó el momento para decirme solamente eso. Telonear a una banda que a mí me gusta mucho es genial. O que una persona como Gustavo vea que está piola lo que hacés, que te ofrezca grabar un disco entero. El chabón invirtió casi un año de su vida grabando conmigo. Me re-llenan esas cosas. Y también usarlo de distracción: antes de estar triste o algo, si las cosas van mal, tengo una fecha el finde y la voy a pasar re-piola.

O ‘mi mamá tiene un poncho de Boom Boom Kid’.

Claro, una cosa así también. 😊 Hay cosas que quedan ahí en el recuerdo. Eso es lindo.

Tu familia y tus amigos, ¿qué dicen sobre tu arte?

Yo en cierta forma creo que me sobrevaloran un toque. Creo que también lo pienso así como para no agrandarme. 😊 Pero sí. Mis amigos siempre me apoyan en todo. Mis amigos Lucas y Enrique, aunque no les guste el estilo, me acompañan en la batería y en el bajo. Y lo re disfrutan; me dicen ‘Flaüta, ¡metele! No seas colgado. Hacé las cosas que tenés que hacer, hacelas bien’. Genial. Y mi familia me apoyan siempre. Capaz que está re-lloviendo, y a mi tía le digo ‘tía, tengo que ir a ensayar’, o ‘tengo que ir a tocar, y estoy llegando tarde, ¿me podés llevar?’. 😊 Me re-apoyan en todo. Está re-bueno; también es otra forma de unirse, quizás. Si no fuera por la música, a mis amigos los vería una vez al mes. Nos vemos seguido por los ensayos y cosas así, y ellos creen que me puede ir bien con la música. Y si no es así, me da igual porque yo la estoy pasando re-bien ahora. Yo siento que es re-lindo también que las cosas se den así.

Como artista, ¿cuáles creés que son tus próximos desafíos u obstáculos?

Irme de gira. Planeamos una gira en Bariloche y Esquel, y no la podemos hacer por temas monetarios. Yo iba a aprovechar las vacaciones familiares para ir con la banda, de paso. Pero nada: eran muy pocos días, y no sabíamos si íbamos a sacar guita como para cubrir una parte de los pasajes. Así que dijimos ‘ya fue’; cancelamos. Eso sí me la baja; ahí sí es cuando digo ‘estaría piola ser famoso’. 😊 No tendría que hacer nada: solo tendría que ir y tocar. 😊 Pero ahí es como que te sentís mejor, quizás. ‘¡Esto lo hice yo por mi cuenta!’. Cuando sea un toque más grande y pueda viajar solo, quizás ahorre todo un año entero y planee las fechas tres meses antes; ahí sí lo vería un toque más piola, más fácil. Después, eso de irse de gira es conocer otros públicos. El desafío también al ser solista es que me cuesta mucho tener una banda fija. Por suerte, ahora estamos Flaüta y Los Hologramas, que creo que es la banda que más duró. De todas maneras, es difícil; no es como Morrissey, que tiene la banda fija que sale de gira siempre. 😊

¿Qué planes o proyectos tenés para el verano y el año que viene?

Bueno, ya se cayó la gira. De todas formas, quizás voy y meto algún acústico por ahí; no sé todavía. Eso sería un plan. Después, otro sería ir a tocar en todos los lugares de la zona: Trelew, Playa Unión, Rawson… Y quizás nos vamos para Buenos Aires en febrero, con la banda. Pero bueno: eso estaría piola. Y hacer la presentación del disco, que ya tenemos fecha: 25 de enero, en la Namuncurá. Así que hay que meter ensayo a full con los temas nuevos, que los chicos no los conocen. Tocamos cuatro en vivo.

A la gente más joven que vos, que está empezando a dar sus primeros pasos o quiere darlos en el ambiente musical, ¿qué consejos les das?

Primero y principal: si van a tener vergüenza, ni lo hagan. Si vas a tener vergüenza, para eso quedate con las ganas. Segundo: que la clave también está en hacer lo que a vos te gustaría ver. Grabar, tener algo registrado: ésa también es una manera de mover todo, de llegar a más lugares. Y hacerle el aguante a todo el mundo, siempre y cuando eso sea bueno. Porque es así: si no nos hacemos el aguante entre nosotros que somos pocos, no te lo va a hacer nadie el aguante. Eso me encanta a mí. Fui a tocar a la Namuncurá, y me hicieron un videíto re-piola. Estaban todos los pibes ahí viendo y les re-cabía; como diciendo ‘después de tanta mierda en el mundo, hay alguien que tiene mi edad y está haciendo algo que a mí me gusta’. Mi idea es ésa: a mí me re-gusta que se transmita eso. Lo que yo intento hacer es cambiar ese pensamiento de acá de Madryn, de pueblo: que ver una banda no sea un bajón. A mí me re-gustaría tener una banda favorita que sea de mi ciudad. Me re-cabe que la gente quizás no haga una banda, pero que quizás haga un fanzine, o un programa de radio, o se dedique a hacer producción musical; o algo de eso, que tenga que ver con ese ámbito. O simplemente ir a recitales porque les gusta. Acá pasa mucho que la gente va a recitales medio obligada; no es que les guste. En Buenos Aires pasó que al recital fue gente que sabe lo que va a escuchar, y va porque le gusta. Acá es medio mezclado el público. Pero bueno: hay gente que sí va a verme. Me pasa de que ‘eh, Flaüta, voy a verte a vos nomás’. No sé si tomármelo como algo bueno o algo malo. 😊

Por último: ¿qué has estado escuchando últimamente que recomiendes?

Ya de entrada, te digo Babasónicos. En mi casa siempre sonó, porque fue una banda que escuchaba mi mamá; súper fanática mi vieja. Pero ahora yo los redescubrí, ahora es como les encontré la onda. Me gustan realmente; no es como una costumbre. Cualquier disco de Babasónicos recomiendo, porque son todos muy distintos. Si no te gusta la parte re-oscura, re-pesada, tenés la parte súper sensual, por así decirlo. 😊 O la parte tranqui. Está muy piola esa banda: muy versátil. Me gusta mucho Suerte Campeón, una banda de Perú; últimamente, en los recitales, mientras los pibes arman, estoy tocando un cover de esa banda. Esa banda está muy buena. Recomendaría también Mom Jeans. Y algo nuevo: Las Mañanas, una banda de emo de Bariloche; va a sacar su EP debut. Eso está bueno para escuchar. Después, Vacations. Hay muchas bandas que me gustan mucho. El otro día me pasaron una banda que se llama FUR; es como los Beatles indies. Está tremendo; me re-gustó esa banda. Y después, algo quizás un toque más hardcore/punk: Frenzal Rhomb, una banda de Australia. Y por el lado más actual, más trappero: me gusta mucho Muerejoven. Eso. 😊 El disco de Gustavo Gelpi tiene mucha data de todo; ese disco, El Medium 10:37 am, está zarpado: recomendado, 10 puntos. Y algo clásico: The Head On The Door, de The Cure.

Flaüta y Los Hologramas toca el próximo sábado 25 de enero en la Usina Cultural de la Fundación Ceferino Namuncurá en Puerto Madryn, Chubut.

Siberianö se puede conseguir en Bandcamp, Spotify, Google Play, iTunes, Amazon y Deezer.

IMG-20191127-WA0002
Fotografía por y cortesía de Perla Portales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s