ENTREVISTA A MUJERCITAS TERROR

MT 5 con letras

Es  reconfortante encontrar  bandas que se diferencian de las que se afanan en ir  por el territorio de pautas culturales más amigables o del mero entretenimiento.

Mujercitas Terror son: Daniela Zahra (bajo y voz), Marcelo Moreyra (guitarra y voz) y Federico Losa (batería), su trayectoria es obcecada, integra y seguida por un público fiel. Comienzan con otra formación a fines de los noventas y aunque llegado el dos mil tuvieron conexión con el surgimiento del  indie rock post cromañón desecharon sumarse a las formulas de las bandas del indie que lo formaban y marcaban una tendencia estética y musical dentro del  nuevo rock independiente Argentino. Continuaron vistiendo de puro negro, tocando fuertemente su mezcla de rock punk, noise, hardcore, cantando con espíritu romántico y mórbido sin corromperse. Al presente día tanto fuera como dentro del país  y tanto fuera como dentro del circuito underground, arrojan letras dramáticas salidas del más allá de lo políticamente correcto, como la que dice:

Mi amigo se suicido
Él era igual que yo
Nadie le daría el tiempo nunca
Yo lo vi el día anterior
Y ahora está muerto hace tanto tiempo
Igual yo creo que él hizo bien
Igual yo creo que él hizo bien.

banda

ENTREVISTA POR GERMÁN CHAPERO:
Supongamos que tal como supo suceder en otros países con otras bandas, un grupo religioso o una liga de defensa de la moral y las buenas costumbres o algo de ese tipo, los acusa de haber influenciado a través de la letra de su tema a un adolecente para que este se suicide, ¿Qué dirían ustedes al respecto?

Yo creo que hizo bien, dice la canción y de esa forma se saca todo lo malo al hecho de que lo haya llevado a cabo, porque es además un caso real era un chico de mi barrio y es una forma de dar valor a su muerte y su advertencia de que no nos traen al mundo para olvidarnos

 Y sobre el suicidio en sí, ¿tienen una opinión?

No nos gusta el suicidio nos parece  aburrido, solo un hecho, no una gran cosa. Aunque algunos están llenos de misterio que nos llevan con ellos a pensarlos eternamente, preguntarnos si la decisión en si fue muy egoísta o a veces un acto heroico. Pero igual  es más importante seguir y aguantar todo sin buscar soluciones, todo se olvida muy rápido.

 ¿Cómo y Cuando fue que emprendieron la idea de armar Mujercitas Terror?

Cuando nos conocimos en el ‘99 con Daniela hablamos de hacer algo juntos y a las 2 semanas más o menos ya le habíamos puesto el nombre. Creo que nos pasó casi sin pensar, también fue como la unión de lo que veníamos haciendo antes de conocernos, parecía una especie de explosión y luego una cadena de cosas con esta nueva creación  que nos llenó tanto de entusiasmo y rápidamente cobro vida como un Frankenstein, pero nuestro.

¿Qué les gusta de su nuevo disco?

Lo hicimos muy en grupo y sin momentos feos, elegimos las canciones que mejor nos salían y las versionamos muchísimas veces hasta terminarlas; todos estábamos muy seguros de lo que queríamos. También el hecho de volver a grabar con Nicolas Kalwill que ya habíamos conocido en la  mezcla del anterior (Fiesta muda, producido por Andrés Cáceres) había una tranquilidad por ese lado, porque es lo más importante confiar en la persona que lo graba y que además pueda entender lo que uno quiere, las cosas funcionaron sin cuestiones, entonces fue solo interpretar las canciones que estaban bastante nuevas y las cosas que cantamos también  muy presentes para nosotros en ese momento. La versión de Muñeca muerta, por ejemplo, una canción de Daniela que siempre quise escuchar grabada así, estábamos muy bien para hacerlo. Aparte cada experiencia nueva es mejor que la anterior. Creo que es un disco que capturo el momento de forma única y estamos muy bien con eso.

Alguna vez se refirieron a un cambio dentro de la música que se dio no partiendo desde la necesidad creativa si no luego de que la  tragedia de Cromañon, dejara clausurado muchos espacios para bandas, hablaron de una escena en la que se buscaba lo acústico, lo moderado como recurso ante la falta de lugares para las bandas, ustedes lo llamaron el rock de Palermo si mal no recuerdo, ¿creen que ya se superó eso o sigue dándose esta  situación para las bandas?

Yo creo que en ese momento estábamos un poco molestos por eso, porque estábamos, o mejor dicho yo estaba, muy ansioso y con mucha necesidad de tocar en vivo. Es que cuando uno comienza con algo lo puede hacer de muchas maneras, a nosotros nos gustaba tocar en vivo en cualquier lado y eso hacíamos hasta que no se pudo; venían a clausurar y se terminaba, daba bronca ver la noche más monopolizada a esos lugares que no tenían ni idea de lo que buscábamos y que además no les era redituable. Ahora tal vez no hay lugares, pero no me importa mucho, las cosas aparecen y aún seguimos, además no creo que valga la pena luchar por algo así. Trato de cambiar esas frustraciones por otras cosas, a veces veo chicos que vienen a vernos y no tienen mucha plata para seguir la noche y todo se agota más rápido. A veces los lugares que hay son muy caros y grandes como para que todo tenga sentido y uno siente que los únicos que ganaron algo son ellos, nosotros nos quedamos con el vuelto. Por eso eran fundamentales en este ambiente lugares para no más de 200 personas, así no tener que pagar tanta estructura, es como en vez de ir en taxi me alquilo un micro pero voy solo.

Tanto cuando  hacen música, como cuando están en el escenario ¿piensan en entretener, en agradar?

No pensamos mucho en nada, si logras meterte en el tema no pensás mucho y no depende del entorno, si no sucede eso se produce una debilidad en toda la estructura y ahí sí importa hasta una mosca que vuela. Si pensara en agradar no sabría cómo hacer, ya que el gusto no es en todos igual, en algunos será siempre simple curiosidad. También está la libertad de observar y el músico hacer su viaje y podría haber una conexión si la música nos lleva con su poder en el mismo viaje mental.

 ¿Tuvieron una relación de amistad con Omar Chabán desde los inicios de sus carreras?

Lo conocimos en el 2001 y nos seguimos viendo porque nos invitó a participar en la obra Clásico Amoral, Daniela tenía una conexión especial con él, como familiar pero después que lo llevaron preso  no lo vimos por un tiempo y yo una vez iba por Once con el colectivo y vi a Katja Aleman  entre todas las cabezas de la calle, sobresalía la de ella perfecta por su altura además, me bajé y le pregunté el teléfono de Omar de ese momento y era el de siempre, lo llamamos y fuimos a la isla en Tigre. Íbamos algunos fines de semana que no tocábamos hacíamos una comida juntos con los soldados en las puertas, con ese misterio que lo envolvía, sus pensamientos y ese manto oscuro que cayó sobre el persiguiéndolo. Tratábamos de que no la pase tan mal.

MT 3

  Se dice que leía mucho estando preso,  ¿ustedes le llevaban libros?  ¿Qué libros le llevaban? ¿En qué cosas estaba puesta la atención de Omar fuera de su situación procesal?   

Si lo visitábamos, el siempre leyó mucho lo recuerdo en Cemento leyendo en las noches largas y ruidosas, yo le pase Adriano Séptimo como primer cosa porque el personaje tenía su bondad e inocencia, no sé, me parecía que eran luchadores similares, una vez le lleve Las Flores del mal y le rompieron las tapas, me reía. Le llevábamos de todo, Dani cocinaba y obligaba a su hermana a que le hiciera comida árabe, pero todos sus amigos le llevaban  libros también, se armó una biblioteca importante ahí en Marcos Paz, no sé qué habrán hecho con eso, creo que la dejo ahí,  de todas maneras no es que  solo leía eso, sino que estaba muy comprometido en la causa y no paraba de pensar, obsesión  que lo enfermó, ojalá alguno de los que le llevé lo hayan podido distraer por un segundo de esa pesadilla que era esa noche en que se detuvo su vida tan llena de ilusiones. A él siempre le intereso el cine, el teatro, pintaba y dibujaba mucho; una vez me paso unos poemas rarísimos que me hicieron pensar en algo cósmico irreal y bello con un vocabulario muy rico que llevaba a su forma de actuar llena de tragedia y comedia a la vez.

¿Cómo creen que tendría que ser recordado Omar Chabán?

Yo creo que siempre será recordado, a medida que paso el tiempo las estrellas famosas vieron menos comprometedor reconocer su obra y nosotros los que fuimos público de su gran Cemento y su creación estaremos por siempre agradecidos

Omar hizo mucho para el  desarrollo y evolución de la cultura argentina de vanguardia, un ejemplo para otros países también, su obra fue muy grande si lo vemos como aquel que hizo funcionar la maquinaria del rock como nadie. Solo confiando y entregando todo para que sus artistas evolucionen, cuando todos crecían cemento quedaba chico… fue por eso que quiso encontrar en Cromañon una forma de continuidad y de enfrentar a otros lugares masivos para desarmar lo que siempre fue igual, no salió bien (de forma misteriosa) pero podría haber salido entonces habría un Obras más punk donde cualquier cosa rara podría pasar.

Él siempre ayudó a las bandas a que crezcan como ningún otro, ofreciendo su lugar, sus ideas para desarrollar y ese optimismo que te hacía crecer mucho; a mí me re ayudó cuando entramos en la obra viniendo del rock, hacíamos una canción distinta por noche en el estilo cabaret moderno. Me dijo: hacé 12 canciones así y las vamos variando! y yo no paraba de componer e hice muchas más, me dio mucho entusiasmo que a alguien le interesara lo que hacíamos. Nosotros lo extrañamos muchísimo y estamos agradecidos de haber podido estar cerca de él, fueron años que recuerdo como un sueño.

Fotos: De las redes de la banda (2011-presente)


MUJERCITAS TERROR EN REDES: FACEBOOKINSTAGRAMTWITTER


DISCOGRAFÍA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s