Fhennu – Inconmensurable

38759342_220121195303528_2092911939565912064_n

Son las 21:30 de la noche. Aparecen sobre el escenario dos personajes, los cuales bajo una máscara blanca se sumergen en un negro fondo, en el que resaltan tonos que van del azul al rojo, acentuándose en el púrpura. Son Fhennu, una banda, un dueto o simplemente algo múltiple que sucede en una escena un tanto complicado para éste tipo de propuestas.
Su trabajo viene desde el año 2016 en un tránsito entre Cañete y Concepción (VIII Región – Chile) en donde Felipe Soto arrastraba su obsesión acústica desde anteriores proyectos musicales con la cual enmarca su primer trabajo “Laberinto Atemporal”. Es justo este año en el que bajo la intervención de Adriana Ravanal, comienzan su trabajo visual, basado en la experimentación sobre el escenario en búsqueda de detalles, pregnancia, atmósfera y comodidad a la hora de tocar.

38749838_293536204749793_988373954513076224_n

Un año mas tarde, Zdenko aterriza en el bajo, cuando todo apuntaba a que la formación, hasta ese entonces, conformaba un proyecto sólido en el que la banda dejaba en claro su propuesta, pasando desde la música, el arte e incluso el teatro.
Tras una alta frecuencia sobre los escenarios ese año, que les llevó a ser parte también de uno de los shows paralelos al R.E.C. (Rock en Conce), Fhennu se disuelve como banda y ésta vez se rearma bajo el cuestionamiento de Adriana/Felipe/Zdenko, apuntando a lo intuitivo, al instinto, al inconsciente. Es aquí donde todo se desarma para reinterpretarse, poniendo énfasis en resolver musicalmente aquella propuesta que sigue en construcción. Aún cuando Adriana y Felipe provengan de una formacíon de escuela, visual y musical respectivamente, la disciplina autodidacta de Zdenko sería una pieza clave en el proceso final.38780989_282495979226702_1707282356659814400_n La experimentación en conjunto, queda clara y se observa la comunicación que ocurre en vivo. Difícil pero sucede. Es que se hace complejo quitarle el ojo a una banda como Fhennu, mas mientras tu cerebro intenta procesar aquellas pistas, la potencia de un Bajo que entrelaza ritmos cortados, cortantes, fluidos, en fín, que te envuelve la oreja y un Midi y Guitarra que hacen lo suyo al enmarcarlo todo en un show completo.
Se observa un trabajo delicado, en donde la voz se convierte en un canal muy bien aprovechado, que emana luz entre una atmosférica oscuridad. Se observan un sinfín de detalles, una búsqueda terca por un sonido bien logrado, por una impecable pro-puesta en escena, un desarollo constante que fluye desde el desarme del instrumento para asumirlo como herramienta.
38662681_316666282402955_3757853039742943232_n

Las influencias y el resultado, puedes revisarlo en el siguiente link. Esto es Fhennu, con su segundo trabajo de estudio, “Inconmensurable”.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s