ROCK DEL MAR – Parte 1

Cuando tenía 14 años formé parte de La Decendencia (así, sin la ‘s’), un grupo de tres amigos que componían y grababan (sus primeros intentos de) canciones con guitarras criollas -y mi acústica- frente a la cassettera que hubiera a mano esa noche. El nombre era la traducción en castellano del de The Offspring, el único grupo que a los tres amigos les gustaba. En todo ese 2004, no hubo un solo concierto de La Decendencia, y de los cassettes siguen existiendo dos como mucho.

Cinco años pasaron, y por un diario local me enteré que otro grupo de Puerto Madryn llamado Descendencia (así, con la ‘s’) estaba por publicar su primer disco y a punto de ofrecer un concierto. Por supuesto se lo comenté a mis ex-colegas, y durante un tiempo tuvimos el chiste interno de que habíamos dejado una marca. Nunca antes o después hubo algo más alejado de la realidad, pero por lo menos nos reímos un par de veces.

Otros cinco años pasaron, y volví a cruzarme con el nombre del grupo – por la calle, en un afiche que anunciaba la salida de su segundo disco (que había ocurrido el día anterior) y una próxima presentación a fin de mes. Entré a una disquería, pedí al dueño que pusiera el CD, y me hice fan tras escuchar esta belleza:

Descendencia es un quinteto madrynense compuesto por Salomón (que toca el bajo), Lucas y Emanuel (que tocan las guitarras) y dos Zalazar: Jeremías (que toca la batería) y Maciel (que toca el teclado, la armónica y la voz). De todos modos, hay más familia involucrada: Cesia -hermana de Salomón y esposa de Maciel- se ha encargado del arte gráfico y fotografías, y Ezequiel -uno de los músicos más prolíficos y multifacéticos de Madryn (y también hermano de Salomón y Cesia)- fue bajista ocasional. La carrera del grupo se inició con el mismo ímpetu que caracteriza a casi todas sus canciones, porque en 2009 (ni bien se formaron) Ezequiel les produjo Fuimos huesos, su primer disco. Al segundo, que se llama De tu barrio y el mío como la canción de arriba, lo grabaron en Buenos Aires en Diciembre de 2013 con Lucas Leyes (de Kyosko) en los controles y el bajo, y lo publicaron -después de un arduo año de financiación independiente- en Mayo de 2015.

3
Maciel acomodándose las medias durante un concierto frente a la playa en Agosto de 2016. Yo estuve ahí.

Una vez, un amigo me dijo que no le gusta Fuimos huesos pero que De tu barrio y el mío sí. No estoy seguro, pero se me ocurre que el sonido más compacto -probablemente resultado de los 4 años que mediaron de constantes conciertos- puede tener que ver. Maciel canta cada vez más naturalmente, los riffs y solos de Emanuel se fueron volviendo más efectivos, y Jeremías aporrea cada vez más fuerte los parches. El próximo disco (en el cuál ya se encuentran trabajando) será el primero de Descendencia con Salomón y Lucas, y parece que podemos esperar algo más experimental: en una de las nuevas canciones que los chicos me hicieron escuchar suena un bandoneón, y otra tiene sabor a western o country.

Si te interesa conocer un poco más a Descendencia, te podría decir que en resumen el grupo toca rock cristiano, pero el problema de dejarlo ahí sería que no le estaríamos haciendo justicia a la variedad de influencias que los muchachos ponen sobre la mesa. Además de punk, en la música que hasta ahora han publicado hay bastante de pop coreable (como “Fui yo”“Árbol” y etc., etc.), algo de grunge (“Agua viva”), un poco de funk (“Niña de metal”), indie bailable (“Mar de gente”) y hasta rock progresivo (“Pausa”“Juan” y “Fiebre”). Cuando están melancólicos componen baladas desgarradoras como “Preguntas”, y cuando una vez quisieron comerse al mundo les salió “Sambalat y los otros”.

Desde que descubrí a Descendencia y su música hace dos años y medio, he tenido el gusto de estar en siete de sus conciertos, ayudarles a guardar equipos, compartir dos sandwichs y una cerveza con Maciel, conversar casualmente con todos sus integrantes por la calles de la ciudad, y presenciar dos ensayos privados. Salomón me regaló una copia de Fuimos huesos, y en varias oportunidades elogiaron algunas cosas que he hecho. Y aún así, todo eso junto no ha sido ni por asomo tan emocionante como lo fue escuchar “Mil sentidos” por primera vez, en la Iglesia Evangélica ‘Centro Familiar Cristiano’ en Septiembre de 2016. La canción (de Fuimos Huesos) es un mundo aparte – a partir de la introducción de los teclados y hasta el final punkrockero que encierran una breve excursión reggae. La melodía principal, por supuesto, es deliciosa. Soy apateísta, pero vaya si me parecieron perfectos esos 5 minutos que volvería a aquella noche en la Iglesia mil veces.

Hay varios temas más sobre la actividad de los Descendencia que dan para charlar. Uno es que tocan gratis muy seguido. Otro, que participan en cualquier cantidad de eventos solidarios… o que últimamente los invitan a tocar a otras provincias (y van)… o que su tercer disco está encaminado… o que el Gobierno de la Provincia aun no les entrega 850 CDs prometidos (y ganados) desde 2015… o que tienen fans de todas las edades… o que en sus conciertos -al igual que en su Iglesia- siempre se celebra el amor al prójimo, incluso cuando hay que saltar y poguear en “Mar de gente”… Los señores son buena gente, y dentro de poco vas a poder leerlos hablar sobre algunas de estas (y otras) cosas acá.

13227132_903900059733467_8753827684006827367_n

Mientras tanto, podés chusmear lo que ha hecho y anda haciendo el grupo en Facebook, y escuchar su música en Spotify, YouTube y Bandcamp.

Seba Pratesi

2 comentarios sobre “ROCK DEL MAR – Parte 1

  1. De una vieja fan de Descendencia… Jajaja… Has escrito tal cual como los veo. Diría que al grupo lo conozco desde el 2009. Alguna vez me dijeron que estuve en su primera presentación o una de ellas cuando todavia nadie los conocía y tocaron en la escuela Politécnica. Viejos recuerdos.
    Puedo decir que ahora si bien hace tiempo que no asisto a sus conciertos. Me hicieron respetar y conocer mas de la musica de nuestra ciudad!!
    Hermosa nota!!!

    Le gusta a 2 personas

    1. Muchas gracias, Maira. ¡Mirá qué privilegio el tuyo! A mí me pasó lo mismo que a vos – desde que conocí a los chicos me intereso y me gusta cada vez más la escena musical local. Faltan un montón de cosas, pero hay mucha gente talentosa por acá. ¡Saludos! 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s